Menu
Buscar
VirginiaPotts
+1
8 votos
4 clicks

5 para destacar

108 lo han visto

- En portada 3 años - Compartido por
Editar
Eliminar
Eliminar de un grupo
{eliminar_muro}
Destacar en el grupo
Destacar
Compartido por {nick_compartidomuro}
{txt_compartidomuro}
Mostrar traducción
¡Muy buenos días, grupo! ¿Cómo estáis? La apertura de líneas telefónicas para denunciar el acoso escolar, es una de las medidas que ha adoptada España para evitar la violencia escolar. ¿Insuficiente? Sí. ¿De verdad se cree el gobierno que así las humillaciones, las agresiones y el maltrato en los centros educativos acabarán por arte de magia? Cuando leemos el periódico, no es raro encontrar noticias en las que hablan de jóvenes que se han quitado la vida porque sus días en el colegio o instituto eran increíblemente complicados. Estamos hablando de adolescentes suicidándose porque ya no tienen ganas de vivir y porque se han visto superados por la situación. Y el gobierno, lo único que hace es abrir líneas telefónicas. Mientras tanto, en Finlandia, uno de los países más innovadores en Educación, ha estado elaborando un programa llamado Kiva contra el acoso escolar que ha tenido un éxito arrollador en las escuelas que lo han aplicado. Un método que consiste en formar a los docentes de cada centro educativo en violencia escolar, en cómo evitarlo y en resolución de conflictos. Un programa que se compone de temas, actividades y ejercicios que los alumnos tendrán que hacer en grupo a lo largo de todo el año académico. Todo ello, para hablarles del acoso escolar y de lo importante que es su denuncia. Pero claro, en España no se presta atención a eso. Por mucho que quiera un docente acabar con dicho acoso, ¿qué puede hacer? Muchos de ellos no saben cómo actuar, no han sido formados ni informados. La carrera de Magisterio no dice nada al respecto y los centros educativos no tienen dinero suficiente para contratar a expertos para que den charlas del tema. Pero claro, que un colegio o instituto esté libre de violencia, que los alumnos estén más motivados, más relajados, que haya una mejor relación entre ellos y con los profesores. Que se eviten casos de depresión, de ansiedad y de estrés, no es suficiente para que se apliquen medidas que de verdad podrían ser efectivas en nuestro país. Pero sí, las líneas telefónicas es un gran plan. Hay que tener narices. 

Escribe un comentario...

Locura
Responder
Editar
Eliminar
Reportar
0
Seguro que mejor que hacer sellitos como me parecio leer el otro dia que haria el gobierno sera.
Google+ Pinterest Instagram

Te puede interesar...