Menu
Buscar
VirginiaPotts
+1
9 votos
2 clicks

6 para destacar

137 lo han visto

- En portada 5 años - Compartido por
Editar
Eliminar
Eliminar de un grupo
{eliminar_muro}
Destacar en el grupo
Destacar
Compartido por {nick_compartidomuro}
{txt_compartidomuro}
Mostrar traducción
¡Muy buenos días, grupo! ¿Cómo estáis? Desde mi punto de vista, gran parte de los centros educativos están llenos de competitividad. Hay alumnos, que intentan hacer daño a los demás para conseguir las mejores notas, que se ríen de los compañeros por no haber aprobado un examen, e incluso se sienten superiores que otros. Esa obsesión por ser el mejor en todo, podría llegar a sufrir por una presión de las familias, por miedo a que sus padres no se sientan orgullosos de ellos, o por simple egocentrismo. Una excesiva competitividad en el aula, podría provocar emociones, sentimientos y situaciones incómodas y multitud de conflictos entre los alumnos. Pero lo que es cierto, es que en las aulas no deberían favorecer este tipo de comportamiento, sino el contrario: la colaboración y la cooperación. Los alumnos tienen que ser conscientes de que se pueden conseguir los objetivos y las metas sin pisotear a nadie, y que no se pierden oportunidades por ayudar a los compañeros. El Aprendizaje Cooperativo, incita a los estudiantes a aprender habilidades sociales concretas, a poner en práctica los valores adecuados, y a trabajar en equipo para la realización de la tarea propuesta por el docente. De este modo, los centros educativos, estarían formando a personas humanas, capaces de escuchar, respetar y tolerar los pensamientos y opiniones de los demás.


Escribe un comentario...

joseblancove
Responder
Editar
Eliminar
Reportar
1
Excelente!
semprellum
Responder
Editar
Eliminar
Reportar
0
Mucha razón
Google+ Pinterest Instagram

Te puede interesar...