Menu
Buscar
VirginiaPotts
+1
10 votos
2 clicks

6 para destacar

174 lo han visto

- En portada 7 años - Compartido por
Editar
Eliminar
Eliminar de un grupo
{eliminar_muro}
Destacar en el grupo
Destacar
Compartido por {nick_compartidomuro}
{txt_compartidomuro}
Mostrar traducción
¡Muy buenos días, grupo! ¿Cómo lleváis el martes? Cada día que pasa, tengo más clara de que tenemos que aprender infinidad de cosas de los niños. Quién tenga hijos, familiares o conocidos pequeños, me van a entender a la perfección. Os cuento: ¿cuándo los niños pequeños han mostrado algún tipo de rechazo a los demás o discriminación? Los niños únicamente buscan compañeros de juegos, de diversión, de ilusión. Y creedme, les da igual que sean de color, que sean bajos, altos, con pecas o sin ellas. Me hace mucha gracia aquellas personas (que las hay), que dicen: "es que los niños son malos", "o es que los niños de una cierta edad son agresivos". Lo cierto es que no lo son. Ningún niño es malo ni agresivo. Él elige a sus modelos a seguir, y si sus padres son personas que no tienen ningún tipo de respeto, son racistas e intolerantes, los pequeños adoptarán esa actitud porque crearán que es la correcta. ¿Cuándo han dejado los niños ser ellos mismos? Sean como sean, ellos se muestran transparentes, naturales y auténticos, sin ningún miedo. Muchos adultos han dejado ser quién son para conseguir algo o para gustar alguien. Han dejado atrapados a sus "verdadero yo". Aunque haya personas que no lo crean, los niños nos enseñan cosas estupendas cada día, nos devuelven la ilusión por cosas olvidadas, y nos hacen fijarnos en los pequeños detalles. Lo mínimo que podemos hacer por ellos los adultos, es mostrarles lo mejor de nosotros mismos, porque, ahora son pequeños, pero en un futuro serán adultos. Adultos que quizás, puedan mejorar un poquito el mundo. 

Escribe un comentario...

Google+ Pinterest Instagram

Te puede interesar...