Menu
Buscar
javierjimenez
+1
7 votos
7 clicks

4 para destacar

3406 lo han visto

- En portada 4 años - Compartido por
Editar
Eliminar
Eliminar de un grupo
{eliminar_muro}
Destacar en el grupo
Destacar
Compartido por {nick_compartidomuro}
{txt_compartidomuro}
Mostrar traducción
Somos malos hermanos. Se nos da de maravilla descalificar al vecino. El cotilleo de rellano poniendo a parir al inquilino de más arriba es algo tan nuestro que es difícil imaginar una finca en la que no se despellejen los unos a los otros. El problema es que metidos en faena, la escalera se nos queda pequeña y las redes sociales han facilitado a los buscadores de nuevos horizontes para el insulto la posibilidad de salir del portal. Ahora las cosas van un paso más allá. Ya no hace falta encabronarnos con el de arriba cuando arrastra los muebles a primera hora del sábado, ahora podemos odiar a quien queramos.

Escribe un comentario...

Google+ Pinterest Instagram

Destacados


50 para promocionar actualmente