Menu
Buscar
Carmoran
+1
9 votos
4 clicks

4 para destacar

1269 lo han visto

- En portada 2 años - Compartido por
Editar
Eliminar
Eliminar de un grupo
{eliminar_muro}
Destacar en el grupo
Destacar
Compartido por {nick_compartidomuro}
{txt_compartidomuro}
Mostrar traducción
En esta segunda y última parte del ensayo del Levítico, tengo preparado algo muy especial, porque voy a demostrar claramente las contradicciones de Dios respecto a sus propios mandamientos. Primero, hagamos memoria volviendo al Éxodo. En ese libro se contaba cómo Dios liberó al pueblo israelita de la esclavitud a la que estaban sometidos por parte de los egipcios, y cómo desde ese momento pasaron a ser su pueblo favorito, el pueblo elegido.

Escribe un comentario...

Google+ Pinterest Instagram

Te puede interesar...