Menu
Buscar
VirginiaPotts
+1
3 votos
1 clicks

4 para destacar

243 lo han visto

- En portada 2024 años - Compartido por
Editar
Eliminar
Eliminar de un grupo
{eliminar_muro}
Destacar en el grupo
Destacar
Compartido por {nick_compartidomuro}
{txt_compartidomuro}
Mostrar traducción
¡Hola, grupo! Hoy en Aprendiendo en Positivo hablamos de esas situaciones en las que hemos tenido que ocultar como nos sentíamos por miedo o rechazo. Posiblemente, alguna vez en vuestra vida hayáis tenido que escuchar eso de "no llores, que vas a hacerme quedar en ridículo", "no tienes ningún derecho a enfadarte", "¿qué tontería es esa de estar triste?" "eres una mujer luchadora, no puedes hundirte" o "eres un hombre, no puedes mostrar signos de debilidad. Y llorar es una de ellas". A parte de la insensibilidad e inmoralidad que hay en ese tipo de frases, las personas que las predican quizás no se den cuenta del daño que pueden estar haciendo: guardarse las emociones y sentimientos, no hablar de ellos, no darles importancia y mirar hacia otro lado puede llegar a provocar estrés, ansiedad e incluso depresión. También nuestras habilidades sociales se verían afectadas. Y obviamente, nuestro desarrollo personal hacia seres humanos sensibles correría peligro. Os voy a pedir un favor personal: por favor, no dejéis que nadie os avergüence por cómo os sintáis o por ser emocionales. No os escondáis y ni mucho menos huyáis porque estáis en todo vuestro derecho de sentir.

Escribe un comentario...

Google+ Pinterest Instagram

Te puede interesar...